08 octubre 2007

Belchite



No deseo, ni quiero sentar cátedra, sobre Belchite, ni siquiera convencer a nadie que yo tengo la razón, simplemente es lo que pienso ,después de dos años de búsqueda y de ir este verano, el hecho de no hacerlo antes era para poder definir claramente lo que veía y oía.
Desde Belchite hacia el sur, que es la zona en la que me he movido, Andorra Alábate, Hijar, Montalbán , Muniesa y mas , pero con estos basta, la gente mayor la que vive en los pueblos todo el año, no han oído nada, ni han visto, es mas recuerda Belchite de la guerra, pero ni mas ni menos como paso en otros pueblos del alrededor si vas por las carreteras se pueden ver esos pisos típicos de la época franquista, da igual el pueblo que pasees ,ellos no saben porque en Belchite la guerra fue mas cruel, unos abuelos opina que era mas plano y tenia buen acceso desde las dos líneas y que dos lomas los protegían a unos de otros.
Ante la pregunta donde vais mañana? A Belchite , la respuesta era, pero si no hay nada mas que casas ruinosas y peligro de que os hagáis daño, para otros era un silencio, no porque pasara nada raro porque aun en su memoria se conserva esa guerra civil y aunque parezca mentira el hablar de ella, como me explicó un abuelo demasiadas denuncias de unos vecinos a otros hasta por un huerto, hace que muchos no quieran hablar . Pensé como les debió doler que ha quedado en el subconsciente de la gente, pues les preguntabas por las aguas termales de Ariño, la Sima de San Pedro y hasta te dibujaban un mapa.




Después de esta introducción vamos a Belchite que es el tema, fuimos de día, calentaba el sol y hacia muchísima calor, lo primero que nos encontramos eran con dos muros que cerraban los caminos para entrar, pero dando una vuelta se puede entrar tranquilamente, eso si , con cuidado de donde pones los pies y debajo de que te pones, no son solo las iglesias y la torre del reloj como era mi idea antes de ir, hay casas derruidas, corrales,, incluso paredes con marcas de munición, algunos de estos corrales e incluso eras se han reformado para ser útiles , para ovejas , cabras y algunas para guardar tractores y herramientas del campo.


Nos acompañaba Ona un gos d`atura y del que observe su comportamiento, ni la mas mínima inquietud, ni nerviosismo, ni negarse a entrar en ningún sitio, campaba como si aquello fuera monte puro




Joanna

6 septiembre de 2007

1 comentario:

un tal pinxo dijo...

Hola, yo estuve hace unos años, acompañamos a mi abuela a conocer la tierra que vio morir a su novio y hermano.Impresionante el lugar, la lastima que como casi todo en españa, no se conserve...